Ne paniquez pas

Kiko Vega

Blackwood: la sombra de una musa

Maldito verano. Hace tanto calor que lo único que buscas es el cobijo de un cine donde, casi con toda seguridad, estarán proyectando el enésimo blockbuster pagado con renminbis y carente de personalidad. Pero fíjate bien, porque en una de esas salas, tal vez en la más pequeña, pasen la nueva película de uno de los mayores talentos de nuestro cine.

Impossible & Furious

“Hi I’m Johnny Knoxville, welcome to Jackass“. Así comenzaba la saga de estupideces más divertida y escatológica que no verán vuestros hijos, pero desde que en 1996 Brian De Palma diera el pistoletazo de salida al exclusivo juguete al servicio de Tom Cruise, nada menos que la mayor estrella de la historia del cine, el espionaje mundial se convirtió en el patio de recreo particular de este astro irrepetible que se comporta como un Jackie Chan sofisticado y que transforma el mito del agente secreto en un parque de atracciones donde todo es posible. Hasta fallar.

Los Increíbles 2, dulce hogar a veces

Brad Bird es uno de esos seres de luz que rara vez yerra el tiro (Tomorrowland es real, no una pesadilla) y al que te gustaría ver cada navidad en la cena de familia. Como eso no es posible, siempre nos quedará su cine. Desde El gigante de hierro, una de esas películas perfectas que demostraba que el extinto cine de animación tradicional era más hermoso que cualquier otro (aunque también innovase con la animación por ordenador) y que nunca habrá una mejor adaptación de Superman post Richard Donner, Brad Bird ha servido fielmente a Disney-Pixar con un par de obras maestras, teniendo tiempo también para aportar una entrega bien…

Continue Reading

2

Isla de perros: la gran belleza

¿Cuánto talento se puede soportar? ¿En qué momento la destreza descomunal de un cineasta puede terminar jugando en su contra? ¿Por qué es tan difícil hablar de Isla de perros cuando es, de lejos, la mejor película de animación que verás este siglo? Cuando Wes Anderson dio un paso al frente y se atrevió, nada menos, que a fabricar a mano la mejor adaptación que jamás se hará de un relato de Roald Dahl con Fantastic Mr. Fox, nosotros, simples mortales con capacidad limitada de visión, creímos verlo todo. Su habilidad, puesta en escena y gusto minucioso por el más mínimo detalle, algo marca de la casa, llegaba a unas…

Continue Reading

Ready player one: la realidad (virtual) no supera a la (ciencia) ficción

Se dice pronto, pero entre pitos y flautas Steven Spielberg lleva dos décadas sin alcanzar los mil millones de recaudación global. Y en realidad es algo grave, no hay más que ver los títulos que han llegado a esas cifras durante los últimos años: The Fate of the Furious, Black Panther o La Bella y la Bestia reventaron las taquillas mientras el rey Midas mordía el polvo con títulos tan extraordinarios como Las Aventuras de Tintín. Ahora llega Ready Player One, la adaptación cinematográfica de una novela que terminaré de leer a disgusto (y a la cuarta) y que representa el mal que nos ha tocado vivir hoy: la nostalgia mal…

Continue Reading

La forma del agua: la mujer de la limpieza y el monstruo

No sé cómo será la vuestra, pero mi relación con Guillermo del Toro nunca ha sido demasiado afectiva. Llegué muy joven a Cronos, Mimic me gustó menos que otras Dimension y El espinazo del diablo era una de la Guerra Civil. Estupenda, pero de la Guerra Civil. Afortunadamente, el tren de Hollywood volvió a pasar y consiguió que una paletada como Blade tuviera una secuela divertida. Por si fuera poco, marcó la peli de aventuras más entrañable de su tiempo con la adaptación de Hellboy. Con El laberinto del fauno volvió la moñez bélica nacional y con la secuela de Hellboy, tan estupenda como debía ser, todos empezamos a entender…

Continue Reading

En Marte no hay nada

Bueno, esto es embarazoso. Tengo que reconocer que sólo me gustan dos películas de Ridley Scott: Alien y Prometheus. Ni Blade Runner, ni Black Rain, ni mucho menos Gladiator, El reino de los cielos, La sombra del testigo… me aburren. No me gustan. The Martian tampoco. Y creo que su nueva apuesta está en la onda de la película de romanos prefabricada que conquistó los corazones de los fans de Braveheart y Denzel Washington. Con la esperanza de encontrarme otro pepinazo de pornografía desvergonzada como en la estupenda precuela (o lo que sea) de la saga de alienígenas por excelencia, The Martian me pone delante de la cara algo más de…

Continue Reading