Kiko Vega

Ne paniquez pas

2

Simulacro civil

Si te digo la verdad, ya no sé ni la fase a la que pertenece la tercera película del Capitán América. ¿Alguien lo sabe?

Civil War llega para dejar claro, por desgracia, que la tercera peli de Iron Man o Guardianes de la Galaxia no fueron más que accidentes. Exitosos como ninguno, pero accidentes al fin y al cabo. ¿Una comedia a lo buddy movie y una orgía de diversión sin complejos donde todo era jolgorio? Marvel Studios quedó en terreno de nadie con Ant-Man, algo así como El Robobo de la Jojoya marvelita para ofrecer ahora su particular versión de Loca Academia de Policía 4, pero sin querer.

Adaptando una guerra violenta que, seamos honestos, no era el mejor cómic del mundo, transforma la sangría de Mark Millar en un ejercicio de entrenamiento que por no molar no mola ni la mitad que el simulacro que abría la polémica tercera entrega de los X-Men.

La trama muere de sobredosis de cortapegas, queriendo abarcar algo que no podría hacer Marvel Studios salvo que alguien hubiese decidido dejarlo para el final: ni guerras de guanteletes ni pollas en vinagre. Si hubiera huevos, la última fase de la productora podría haber sangrado y aprovechar las finalizaciones de algunos contratos para dejar en la cuneta a unos cuantos personajes. Aunque solo fuera por un par de años, hasta que, como en el papel, se resetease la ficción para comenzar de nuevo con otros caretos.

Captura de pantalla 2016-05-08 a las 10.59.24

Sangre en la pista de baile

La Guerra Civil ni está ni se la espera, menos aún viniendo de una peli “pequeña” de espías con aires setenteros, que era lo que nos encontramos en El Soldado de Invierno de no ser por las increíbles secuencias de acción con que asesoran a esos dos expertos en rodar escenas de “habitación cerrada” que son los hermanos Russo. Además, convierten al protagonista (sí, se titula CAPITÁN AMÉRICA 3) en el VILLANO de la función. Porque el capi se comporta como un villano, traidor, egoísta, mal amigo y peor compañero. O eso o en un niño de doce años al que no le regalan la bicicleta que esperaba en la comunión.

Hay partida

Hay partida

¿Quién es el verdadero villano de la peli? ¿El Baron Zemo (LOL) que se pasa la peli pidiendo desayunos en una habitación de hotel? ¿Son los hombres más poderosos del mundo capaces de enfurruñarse por lo que pueda decir a sus espaldas un Perez Hilton de la vida? ¿Es realmente la mejor secuencia de la casa ese entrenamiento de buen rollo en un aeropuerto (puede que al ser un aeropuerto civil el título venga de ahí, en realidad) solamente por ser a plena luz del día y sin lluvia? Eso ya lo hacía Michael Bay y mira lo que se dice por ahí.

Es evidente que la peli me ha dejado frío y sin demasiadas esperanzas en ninguna otra de la casa de las ideas que no sea la primera de una nueva saga (Doctor Extraño), porque en las secuelas irán metiendo padrinos (¿Tony Stark otra vez?) y absorbiendo toda su energía y libertad hasta condimentar otra ensalada fan con demasiado ajo.

MEH.

barón zemo lolbrasacivil trainingel capi es imbécilen la cara nofase algo de marvelmarvelno vale a trallón

Kiko Vega • May 8, 2016


Previous Post

Next Post

Comments

  1. Mycroft May 8, 2016 - 12:32 pm Reply

    Evidentemente, toda dimensión política post 11-s está podada con cuidado dejando un bonsai dejándolo con Tony Stark dolido por lo que una señora le dice en un ascensor.

    De Catwoman corriendo como un coche, o de la actitud del Capitán America no hablemos. Stark es lo único que salvo porque Downey es un GIGANTE. Pero necesita un descanso.

    Peleas de pega, y disculpas de Hawkeye por correrle el rimmel a la Viuda, con un niño atraparedes que lo normal es que acabe en la UVI. y de nuevo, cero muertes. Lo de máquina de guerra es ocasión perdida.

    • Kiko Vega May 12, 2016 - 9:37 am Reply

      Totalmente. Jugar hasta hacerse pupa y parar. Es una peli de Toysarás.

Leave a Reply

Your email address will not be published / Required fields are marked *