Kiko Vega

Ne paniquez pas

deadpool_xlg

Masacre vive

Olvídalo, tío. Por suerte (The Dark Knight Rises) o por desgracia (Superman), las películas de superhéroes ya no son lo que eran. Y, además, ni Deadpool es un superhéroe ni esto es una película de superhéroes. Es una comedia romántica. Bueno, una tragedia. O no, espera. Deadpool es una historia de terror donde el idioma del protagonista es el metalenguaje y no existen las paredes. Bah, olvídalo.

¿Otra historia de orígenes?

Podríamos decir que sí, que por supuesto que lo es, pero con matices. Los matices de violar en un callejón a todas las adaptaciones sobre orígenes mutantes Marvel después de haber puesto burundanga en el colacao. Ryan Reynolds, que siempre ha molado, vuelve a soltar perlas por esa boquita como no hacía desde los tiempos de la gloriosa Van Wilder (2002), sólo que con bastante más chulería, descaro y posibilidades de ofender al personal que con aquella fantástica peli National Lampoon.

Además, el arranque de la historia se beneficia de un media res precedido de los créditos que siempre habíamos soñado cuando gozábamos con las esquizofrénicas viñetas de Joe Kelly, aunque los colores y el tono, siendo de Fox, resulten más Daniel Way y feístas , pero eh, que todo eso sea lo malo.

deadpool_ver6

Masacrando el Universo Marvel…  y el de Fox

O no, bueno. Para la productora de X-Men (2000) parecen no existir ni Los 4 Fantásticos ni Daredevil… aunque al menos tienen la decencia de permitirse alguna puya a los desastrosos episodios de Lobezno en solitario. Lo cierto es que, de momento, Deadpool se beneficia de la existencia de la patrulla del profesor Charles Xavier, al que nuestro héroe favorito envía un mensaje muy divertido mientras intenta llegar a un entendimiento con un entrañable Coloso, tutor de otro objeto de chistes bocazas, la divertida Negasonic Teenage Warhead que crease Grant Morrison allá por 2001

Podríamos decir que sí, que Deadpool se orina un poco en todo lo que ha hecho (y hará) Fox. En general. Para eso es su criatura. Al menos de momento.

¿Mola Mucho?

Sí, Deadpool mola mucho, pero no es perfecta. Y no voy a decir eso de “es que todas las historias de orígenes están limitadas” porque aquí no pasa exactamente eso. Deadpool se deja algo primordial y olvida los divertidos diálogos con sus personalidades enfrentadas, pero, siendo sincero, no daría tiempo a tanta palabrería. Puede que también se quede algo escasa de localizaciones, algo imaginable tras ver todos los avances que han mostrado, pero coño, las aventuras del mercenario bocazas siempre han sido bastante concretas salvo excepciones absolutamente inadaptables, como la serie MAX que guionizó David Lapham, enormemente disfrutable, sí, pero demasiado bestia para intentar aproximarse en el tono.

Entre sus muchos aciertos, además de un no parar de reír, tenemos las poses relajadas, las distraídas y los combos con pirueta que hemos leído siempre.

¿Deja la puerta abierta?

Coño, claro. Quédense hasta que se acabe la proyección, porque merece la pena a pesar de jugar con nosotros. ¿Qué esperabas?

Wham!

chistacoscomediadeadpoolmarvelryan reynoldsviolencia gratuita gracias

Kiko Vega • February 10, 2016


Previous Post

Next Post

Leave a Reply

Your email address will not be published / Required fields are marked *