Ne paniquez pas

Kiko Vega

2

Isla de perros: la gran belleza

¿Cuánto talento se puede soportar? ¿En qué momento la destreza descomunal de un cineasta puede terminar jugando en su contra? ¿Por qué es tan difícil hablar de Isla de perros cuando es, de lejos, la mejor película de animación que verás este siglo?

Cuando Wes Anderson dio un paso al frente y se atrevió, nada menos, que a fabricar a mano la mejor adaptación que jamás se hará de un relato de Roald Dahl con Fantastic Mr. Fox, nosotros, simples mortales con capacidad limitada de visión, creímos verlo todo. Su habilidad, puesta en escena y gusto minucioso por el más mínimo detalle, algo marca de la casa, llegaba a unas cotas de preciosismo inédito hasta entonces.

Casi diez años después, Anderson da otro paso. Un salto. Uno de fe, para deslumbrar como nunca nadie ha hecho a través del cine de animación. Primero fue Pixar, luego Laika, más tarde Aardman… siempre ha habido un momento para cada generación de cineastas animados y revolucionarios, pero lo que el director logra en su novena película, solo la segunda de animación, es histórico. Es algo inaudito y que probablemente sea demasiado para el ojo humano. Isla de perros es un clásico.

No hay ni un segundo de respiro en Isla de Perros, que consigue una cosa realmente difícil: ser una película de animación técnicamente insuperable. Poco importa si hay o no hay una historia de peso detrás de las imágenes (que haberla, hayla) cuando la técnica y el mimo artesanal alcanzan semejante nivel.

Sus habituales tonteos con los Peanuts y Hergé crean el dream team definitivo junto a Hayao Miyazaki y Akira Kurosawa en una aventura más grande que la vida, sí, pero también más grande que el mismísimo séptimo arte.

Te has pasado el cine, Wes.

buen rollocine para todosclásicos vivoscomediadirectores en peligro de extncióngente buenaKiko Vega recomiendaWTF

Kiko Vega • April 16, 2018


Previous Post

Next Post

Comments

  1. Mycroft April 19, 2018 - 8:00 pm Reply

    Pues me das una buena noticia porque Hotel Budapest me pareció el vacío vestido de esteticismo. Me alegro de que vuelva a Mr. Fox.

    • Kiko Vega April 20, 2018 - 5:22 am Reply

      Mr Fox es insuperable, pero Budapest me gusta mucho. Ese vacío se lo vi más a la de los scouts, que está pendiente de revisión porque desde el cine no he vuelto a acampar ahí.

Leave a Reply

Your email address will not be published / Required fields are marked *