Kiko Vega

Ne paniquez pas

Camellos, libertinaje de glorieta

A ver, a ver, que yo me centre.

Ha tenido que terminar 2017 para que el primer disco de estos cuatro colgaos llegase a mis orejas. Y lo hizo de manera inmediata. “Creo que te van a molar“, me decía mi esposa hace apenas una semana en nuestro viaje vacacional a terreno español. Mil y pico kilómetros después no me puedo sacar de la cabeza los ritmos tropicales, los chistes faltosos, las rimas a mala fe y esas armonías libertinas que, vete a saber tú por qué, no tenemos en España. Al menos fuera de Embajadores.

A lo largo de sus fugaces 40 minutos, el cuarteto afincado en Madrid se queda a gusto jugando al despiste con toda la mala baba que les cabe en esas bocazas. Punk limpio, de ritmo preciso y guitarras cristalinas que a ratos parece pop barroco si no fuera porque los cabrones no meten ningún instrumento orquestal en sus canciones. Eso sí, nunca te fíes de sus tempos, que si algo suena a pop reposado aparece la Pantoja punk en cualquier momento y te pone firme. De alguna manera, son a Hombres G lo que Weezer fueron a Pixies. O yo qué sé.

Con su desparpajo, su insultante juventud y esa suerte de “punk hawaiano” que alguien acertadamente mencionó en algún momento, Camellos recuerdan sobre todo a los primeros (y segundos) Libertines, con melodías cantadas a pachas y una sección rítmica centradísima y poderosa. Lo único bueno que tiene haber llegado tarde aquí es que será mi disco favorito de 2018. Aunque me hagan sentir un poco mayor los hijoputas.

buen rollocomediacomedia romántica de putos locosjiji jajaKiko Vega recomiendarisas

Kiko Vega • January 5, 2018


Previous Post

Next Post

Leave a Reply

Your email address will not be published / Required fields are marked *