Ne paniquez pas

Kiko Vega

1

BIFFF 2015: those bloody Belgians (première partie)

En la ciudad de Bruselas esto del cine no se para y en menos de dos meses hemos pasado del Anima y el Offscreen al plato fuerte del fantástico europeo, con permiso de mi adorado Sitges. Señoras y señores, ha llegado el BIFFF

Para su edición número 33, el festival ha contado con Joe Dante como maestro de ceremonias (previa ordenación como Caballero de la Orden Del Cuervo Negro), con su último y necesario trabajo, la encantadora Burying The Ex, un trabajo que, aunque parezca de otra época, es ni más ni menos que el remake de un cortometraje de hace unos pocos años. Tras una etapa de oscuridad, y al igual que sus colegas Mick Garris o John Landis, parecía que el director de Piraña, Gremlins o No matarás al vecino se había olvidado de cómo hacer una película, pero el pulso y la guasa están ahí durante su hora y media. Noventa minutos de amor por el género en cada sílaba, en cada fotograma, en cada réplica y situación. Burying The Ex debería cautivar a las generaciones que crecieron con el cine de Dante, aunque no apostaría mi sueldo (si es que tuviera uno) en el caso de las generaciones atrofiadas y sin educación (cinéfila y no cinéfila) que descargan a destajo. Una sorpresa monumental y una elección sobresaliente para arrancar esta edición.

Burying bifff

Un dato a tener en cuenta es la abundancia de cine español y latino que han incluido en la programación de este año. La Isla Mínima y Open Windows, la inabarcable experiencia multipantalla de Nacho Vigalondo, pudieron verse en el segundo día del certamen junto a películas ya consagradas dentro del ambiente festivalero como la adorable The Guest o Spring, sorpresa de la temporada y nuevo trabajo del dúo Justin Benson y Aaron Moorhead, directores de la asombrosa y WTFable Resurrection. Con más medios, más metraje y mejores localizaciones, los directores ofrecen su peculiar visión del romance actual. Y una vez más pasan con nota el examen, aunque el exceso de minutos hace que el último acto se resienta un poco y termine por perder la frescura y la emoción que tan bien habían llevado durante más de una hora. No perdamos de vista a estos dos locos, sobre todo teniendo en cuenta los títulos de sus próximos proyectos: Untitled Aleister Crowley Project Untitled UFO Cult Comedy. Avisados estáis.

Spring. Bifff

Pero como no todo iba a ser regocijo y placer cinéfilo, en el BIFFF también hay un hueco para demenciales proyectos que jamás deberían haber salido a la luz. Sin ir más lejos, la película alemana True Love Ways, probablemente la peor película que he visto en una sala de cine. A medio camino entre el Lynch más aterciopelado y un proyecto estudiantil que habría costado la carrera a cualquier estudiante de cualquier especialidad audiovisual, True Love Ways es ver para creer, luciendo en todo momento como un fantástico acompañamiento para películas del calibre de Jail Bait. Todo ello en glorioso blanco y negro amateur.

Siguiendo con la mala racha belga, Dealer, de Jean Luc Herbulot, se lleva la mejor parte. Nada hay de original en un film que bebe de fuentes tan lejanas como Trainspotting y de otras no tan alejadas pero que han envejecido peor, como la oleada post-QT que comandaba Guy Ritchie hace diez años que parecen cien. Los Inocentes, de Mauricio Brunetti, una suerte de 12 años de esclavitud con fantasmas, tampoco es para tirar cohetes más allá de un villano trilladísimo y la espectacular Maria Nela Sinisterra. Con todo ese relleno de programación nadie podía imaginar que lo peor estaría por llegar en hora punta y con la única peli que tenía pinta guay: From The Dark. Conor McMahon es un chico simpático con toda la vida por delante y que a buen seguro entregará algún día un producto digno. El director de la síperono Stitches se mete a innovar en el terreno vampírico con un ridículo ejercicio de ausencia de estilo donde sus dos actores hacen el ridículo cada cinco minutos. Puede que el espejo donde se mira From The Dark sea el de Salem’s Lot, pero no refleja un carajo.

From the dark. Bifff

Aunque estuve a punto de entrar, al final decidí que no vería una película de Manuel Gómez Pereira en el BIFFF, así que cerraremos este primer episodio belga con cuatro películas que, afortunadamente, me han parecido más o menos de puta madre.

La primera es la esperada (por mi) The Cobbler, lo nuevo de Thomas McCarthy, responsable de cintas mágicas sobre gente pocha. The Station Agent, The Visitor o Win Win son ejemplos perfectos de esa gente triste que protagoniza sus historias, pero ahora la magia la pone Adam Sandler. Bueno, en este caso la magia la pone una máquina de reparar zapatos (!) que permite a su propietario meterse en los mismos de sus clientes (!!) Si eres de esos que detestan al astro americano que tan buenos ratos nos hace pasar desde hace tres décadas, puedes saltarte este párrafo de elogios hacia una de las apuestas más extrañas en la carrera de un director. Lo más raro de todo es que esta apuesta suicida tiene toda la coherencia del mundo dentro del imaginario de su director. Superhéroes de barrio humilde(s) dentro de una suerte de Darkman del barrio dirigido por el director de Vías Cruzadas. Así de claro y así de loco.

Faults, de Riley Stearns (marido de la protagonista, productora y escultura humana Mary Elizabeth Winstead), es un simpático reverso a la mucho más grave (y mejor) Martha Marcy May Marlene, donde una joven con problemas post-sectarios se deja aconsejar por un guía de tres al cuarto.

Starry Eyes está empeñada en querer tener todo lo que te gusta, y esa mierda es muy peligrosa porque sabes que ella sabe que tú lo sabes, pero aún así la muy cabrona tiene suficientes momentos idiotamente violentos como para terminar teniendo razón.

Late phases Bifff

Por último, mi sorpresa actual del festival: Late Phases. No spoileo absolutamente nada cuando te digo que una peli que tiene a una bestia y a una luna llena en su cartel es una historia de hombres lobo, y creo que tampoco lo hago si te digo que el recuerdo que me viene a la cabeza es el de Miedo azul. Héroe con minusvalía, familias escasas en amor, muchos sospechosos y una trama detectivesca que termina por explotar en un polvorín peludo que solamente podrá enamorarte. Salvo que seas una persona muy triste y te parezca una brasa. Late phases es mi peli favorita (junto a la de Dante) de la primera mitad de BIFFF.

Nos vemos la próxima semana.

Bifff2015

Kiko Vega • April 14, 2015


Previous Post

Next Post

Comments

  1. removalist sydney June 18, 2015 - 2:47 pm Reply

    You really make it seem so easy with your presentation but I find this topic to be actually something which I think I would never understand. It seems too complex and very broad for me. I am looking forward for your next post, I’ll try to get the hang of it!|

Leave a Reply

Your email address will not be published / Required fields are marked *