Ne paniquez pas

Kiko Vega

Impossible & Furious

“Hi I’m Johnny Knoxville, welcome to Jackass“. Así comenzaba la saga de estupideces más divertida y escatológica que no verán vuestros hijos, pero desde que en 1996 Brian De Palma diera el pistoletazo de salida al exclusivo juguete al servicio de Tom Cruise, nada menos que la mayor estrella de la historia del cine, el espionaje mundial se convirtió en el patio de recreo particular de este astro irrepetible que se comporta como un Jackie Chan sofisticado y que transforma el mito del agente secreto en un parque de atracciones donde todo es posible. Hasta fallar.