Ne paniquez pas

Kiko Vega

Los Increíbles 2, dulce hogar a veces

Brad Bird es uno de esos seres de luz que rara vez yerra el tiro (Tomorrowland es real, no una pesadilla) y al que te gustaría ver cada navidad en la cena de familia. Como eso no es posible, siempre nos quedará su cine. Desde El gigante de hierro, una de esas películas perfectas que demostraba que el extinto cine de animación tradicional era más hermoso que cualquier otro (aunque también innovase con la animación por ordenador) y que nunca habrá una mejor adaptación de Superman post Richard Donner, Brad Bird ha servido fielmente a Disney-Pixar con un par de obras maestras, teniendo tiempo también para aportar una entrega bien…

Continue Reading

Hereditary: la madre muerta

Naces. Creces. Te reproduces. Mueres. Al menos eso nos han hecho creer. Pero estas reglas no se aplican al cine de terror. El cine de terror nace, crece, se adapta y se reproduce. Nuevos tiempos, mismos miedos. Hereditary es un ejemplo perfecto. 1999, rescate en handycam 1999, un par de tarados con mucho morro se van unos días al bosque y consiguen una de las películas de género más influyentes, exitosas y reconocidas del siglo pasado. Allí todo era nuevo y vibrante. Bueno, casi todo, que ya habíamos visto algo de found footage en la deliciosa El príncipe de las tinieblas de John Carpenter. A partir de ahí, cientos (¿miles,…

Continue Reading

Jurassic World: El reino caído, los dinos también lloran

Si hay alguien que sabe cómo funciona eso de “empieza con un buen tsunami tu película y ya nadie se moverá de la butaca”, es Juan Antonio Bayona. Ha pasado más de una década desde que inaugurase una edición de Sitges con su primera película, una producción de Guillermo Del Toro, y desde entonces no ha parado de agrandar su leyenda. Sus tres películas como director están entre los seis primeros puestos de las películas más taquilleras de la historia en España, así que, más que nos pese de vez en cuando por problemas de afinidad con quien rezuma ese clasicismo que conquista a nuestros padres, al menos Bayona no…

Continue Reading