Kiko Vega

Ne paniquez pas

2016 DC

Hay demasiadas cosas aquí, y eso es bueno y malo.
Para empezar, hay cuatro o cinco pelis diferentes, dos o tres series de televisión y 50 cómics que Zack Snyder ansía mostrar, aunque se trate de una viñeta por ejemplar.
Entre los aspectos positivos, destacar las misiones del hombre murciélago, insulsas pero con la gracia de hacerlo con smoking y Alfred de guía.
Superman, al fin, muestra algo de “humanidad” (que en realidad es de lo que va esto) y es capaz de conectar con el espectador. Eso sí, no esperes que te guiñe un ojo (Reeve’s TM), aunque bastante hace pidiendo perdón por ser como es.
La primera parte de la peli va como un tiro, y utiliza trucos tan trillados como las pesadillas para meter alguna de esas viñetas que sí o sí tenían que aparecer. Y lo hace con mejores y peores resultados. SPOILERS La de la tumba, bien, la del Batman desértico, regular, porque rompe una narración que ya era de ortopedia antes de eso. FIN SPOILERS.
Luego está Lex Luthor, al que os habéis empeñado en Jokear cuando es un perfecto CEOcainómano que, sí, tiene un plan: quiere ser el amo del cotarro camuflando su preocupación por la existencia de un ente superior.
Me gustan los combos de las peleas de Batman, porque por primera vez da las mismas hostias y fatáilitis que en la saga de Arkham, y eso es de agradecer.
¿Que hay poco Batman? Es posible, pero para eso está Ben Affleck, para devolver la mala uva vengadora de alguna de las etapas más “oscuras” (oscuras bien, no las otras) del hombre murciélago, que es un tarao con pasta que hace se entrena como el jodido Rocky 4.
Luego se pierde, SPOILERS, con las vídeo presentaciones chabacanas de los miembros de La Liga (¿la secuencia de Aquaman va en serio?) que casi habrían quedado mejor con los iconos de escritorio cuquis. FIN SPOILERS.
Por último, un par de detalles. La banda sonora es demasiado estridente y el final, donde Snyder casi se pierde en un cuarto acto construido a base de epílogos.
En todo caso, puede que por eso haya molestado tanto a algunos, BVS triunfa mostrando el reflejo de lo que somos ahora mismo, un puñado de haters con pancartas (o twitter o facebook o leterboxd) pidiendo cabezas constantemente a diestro y siniestro, sin conformarnos nunca y dispuestos a ser extinguidos, curiosamente, por el dueño de La Red Social.
En resumen: MOLA.

cómic

Kiko Vega • April 1, 2016


Previous Post

Next Post

Leave a Reply

Your email address will not be published / Required fields are marked *